Historia

Miller Building International

1947

Nuestra historia comienza con ESTANISLAO MILLER, inmigrante polaco que llegó a la Argentina tras concluir la Segunda Guerra Mundial. Comenzó con el desarrollo de pequeños trabajos de herrerí­a bajo la forma de subcontratista de otras empresas.

Con el correr del tiempo y respondiendo a su í­mpetu y capacidad de superación, hizo realidad la construcción de un taller metalúrgico en la localidad de Bernal donde comenzó a fabricar estructuras metálicas y diversos trabajos de caldererí­a de envergadura.

1960

Estanislao Miller

Transcurriendo la década del 60 – allá por 1963 – y en vista de los frutos de su emprendimiento, convierte su empresa unipersonal en ESTANISLAO MILLER S.A. – acompañando de esta forma el crecimiento que imperaba en el país por esos años.

Obras como Aluar en Puerto Madryn, Hilandería Tipoiti, las estructuras metálicas para la electrificación del Ferrocarril Roca fueron hitos en la historia de ESTANISLAO MILLER S.A.

1990

A comienzos de los 90 no obstante su liderazgo como fabricante de grandes cubiertas y estructuras metálicas, le resultaba muy difí­cil – a ESTANISLAO MILLER S.A. – sostener el pronunciado ritmo de crecimiento conseguido hasta ese momento, frente a una polí­tica económica inestable.

1994

Traduciendo el concepto de crisis en término de “oportunidad”, se incursiona en nuevos mercados y se apuesta a un mejoramiento industrial, hasta que en 1994, aprovechando las nuevas políticas llevadas a cabo por el Gobierno Nacional permitiendo la libre importación de bienes de capital como es el caso de las plantas llave en mano, el Directorio de ESTANISLAO MILLER S.A. decidió encarar el proyecto de buscar en el exterior una tecnologí­a de avanzada, que permitiese la construcción de estructuras metálicas a paridad de costo en relación con las importadas, lo que redundarí­a posteriormente en mayor competitividad en el mercado. A tal efecto proyecta la construcción de la nueva planta industrial con tecnologí­a de punta, para llevar adelante el desarrollo del nuevo proyecto.

1995

ESTANISLAO MILLER S.A. comienza la construcción de su nueva planta en el Parque Industrial de La Plata.

Luego de analizar distintas alternativas tecnológicas – en la recorrida de varios paí­ses – se decidió elegir a la empresa VARCO PRUDEN BUILDINGS INC., ubicada en Memphis, USA, la que contaba con una de las más modernas tecnologías del mundo para la construcción de estructuras metálicas.

1996

El mes de Diciembre de este año, luego de extensas negociaciones firmaron un acuerdo de transferencia de tecnologí­a entre ESTANISLAO MILLER S.A. y VARCO PRUDEN INTERNATIONAL.

Un proceso de escisión y fusión crea MILLER BUILDING S.A. la que luego y por la firma del acuerdo de Joint Venture con la firma americana cambia su denominación pasando a llamarse MILLER VARCO PRUDEN S.A.

1997

Premio Invertir

ESTANISLAO MILLER S.A. ocupaba el puesto número 72 del ranking publicado por la Revista Mercado – en julio de 1997 – y 5ta dentro de las Empresas más rentables de la Argentina, en el rubro siderometalúrgico, obteniendo el premio “Invertir” de ese año. Quedaba demostrado que ESTANISLAO MILLER S.A. era una empresa lí­der en el mercado de construcción de Estructuras Metálicas y que llevaba adelante sus obras aplicando los sistemas constructivos tradicionales, pero las exigencias del mercado en la ecuación “tiempo – precio” determinó la transformación que habí­a gestado y conseguido.

En Octubre de 1997 comenzó a operar la nueva Planta Industrial, bajo la razón social MILLER VARCO PRUDEN S.A., con personal cuyo entrenamiento se llevó a cabo en EEUU. Esta empresa fusionada será la encargada de la fabricación de estructura metálica con tecnología de última generación y la empresa ESTANISLAO MILLER S.A., con su personal experimentado, sería la encargada de los montajes de las obras cuya construcción llevaba a cabo MILLER VARCO PRUDEN S.A.

2000
2003

Tiempos difí­ciles se atravesaron, la economí­a del paí­s estaba comprometida y esa realidad no escapaba a nuestra empresa. Los reveses se superaron, continuando a trabajar con el apoyo de nuestros clientes, que nunca cejaron en la confianza que depositan en nosotros.

2004
2005

La recomposición económica estaba en marcha, el interior del paí­s comenzaba a impulsarse nuevamente. Fabricamos y montamos grandes obras en Rosario, Resistencia, Mendoza, Santa Cruz, ampliamos nuestro espectro de clientes comenzando a hacer otra tipología de naves industriales, incorporando nuevos materiales como los paneles de chapa aislante en la construcción de frigorí­ficos.

2006

Finalizado el acuerdo de joint venture con Varco Pruden International se ha continuado a crecer obteniendo una nueva generación de estructuras de alta calidad, aprovechando las maquinarias adquiridas y la tecnologí­a aplicada para posicionarnos entre las principales empresas capaces de competir internacionalmente, de este modo se funda MILLER BUILDING INTERNATIONAL S.A. apostando al futuro basada en la tradición y la solidez.

2008

La Planta está resultando pequeña. Inauguramos la nueva nave de pintura, sumando 1552 m2 cubiertos a los ya existentes. La idea de ampliación se culminará en el 2009 con la pavimentación de todo el perí­metro de la Planta con proyección a nuevas naves.

2011

La constante de la empresa es la actualización y adaptación a las exigencias del mercado. En MILLER BUILDING INTERNATIONAL S.A. miramos hacia afuera, buscamos, investigamos, analizamos nuevas soluciones de acuerdo a las necesidades de la amplia variedad de clientes. En esa observación nace una nueva unidad de negocio, la construcción en tiempo acotado. Estructura modular con panelerí­a aislante: que puede ser utilizada en un gran número de áreas, tales como Pequeños hospitales, Cabinas de atención al Público, Oficinas, Obradores, Dormitorios, Salas de estar, Comedores; pudiendo ser ubicadas en distintos lugares geográficos y con diversidad climática.

2012

Nuestras oficinas de Administración querían un cambio: proyectamos un restyling integral del edificio. Unificamos los ambientes con grandes paredes vidriadas, aportamos color y estética, reestructuramos totalmente el sector comedor y cocina. En conclusión: nos focalizamos en el bienestar del personal, creando un nuevo espacio fí­sico totalmente funcional.